Síndrome de vejiga hiperactiva

El síndrome de vejiga hiperactiva se caracteriza por la presencia de urgencia urinaria, y puede estar asociada con la incontinencia, el aumento de la frecuencia miccional diurna y nocturna. Presenta una alta prevalencia que aumenta con la edad (1).

En caso de pacientes tratados de cáncer de próstata la aparición de este síndrome puede darse a largo plazo, incluso después de 3 años. Después de la aplicación de tratamientos con radioterapia parece ser más común y grave que tras la terapia quirúrgica (2,3).

Si se detectan síntomas relacionados con el síndrome de vejiga hiperactiva como tratamiento inicial se recomienda que sea conservador mediante educación, entrenamiento de la vejiga y asesoramiento sobre la ingesta de líquidos (1).

Aunque a nivel farmacológico los medicamentos utilizados (antimuscarínicos) son efectivos produciendo una reducción de síntomas de vaciado de la vejiga, muchos pacientes no toleran los efectos secundarios o experimentan un alivio insuficiente.

Existe evidencia científica que avala la eficacia del tratamiento mediante la Neuromodulación Periférica o del Nervio Tibial posterior para el síndrome de vejiga hiperactiva.  Se trata de una técnica que utiliza aparatos de electroterapia específicos que mediante una aplicación percutánea o transcutánea estimulan las vías nerviosas con el objetivo de inhibir las contracciones de la vejiga (4).

Según recientes estudios se recomienda su aplicación temprana por ser una técnica no invasiva, bien tolerada y con buenos resultados (5,6). Para aumentar el nivel de evidencia de su eficacia y sus efectos a largo plazo se recomienda mayor investigación (7).

En Airpac-fisioterapia realizamos una valoración previa para poder escoger la técnica más adecuada, con el objetivo de mejorar los síntomas que le preocupan.

 

1.     Wallance K., Drake M. Overactive bladder. 2015; 7(4): 1000-12688.

2.     Thiruchelvam N., Cruz F., Tubaro A., Chapple C., Sievert K. A review of detrusor overactivity and the overactive bladder after radical prostate cancer treatment. 2015; 116(6):853-61.

3.     Boettcher M., Haselhuhn A., Jakse G., Brehmer B., Kirschner-Hermanns R. Overactive bladder syndrome: an underestimated long-term problem after treatment of patients with localized prostate cancer?. 2012;109(12):1824-30.

4.     Staskin D., Kenneth M., Peters [...], and William C. Percutaneous Tibial Nerve Stimulation: A Clinically and Cost Effective Addition to the Overactive Bladder Algorithm of Care. 2012; 13:327–334.

5.     Eftekhar T., Teimoory N., Miri E., Nikfallah A., et al.  Posterior Tibial Nerve Stimulation for Treating Neurologic Bladder in Women: a Randomized Clinical Trial. 2013;10(9):513-21.

6.     Bartley J., Gilleran J., Peters K. Neuromodulation for overactive bladder. 2013;10(9):513-21.

7.     Moossdorff-Steinhauser H., Berghmans B. Effects of percutaneous tibial nerve stimulation on adult patients with overactive bladder syndrome: a systematic review. 2013; 32(3):206-14.